Espacio que pretende resguardar voces y conocimientos desde el abordaje de la
bibliotecología. Documentación de archivos orales sobre el patrimonio cultural intangible
conservado en la memoria de los libros vivientes. Entrevistas a bibliotecarios sobre el rol social
de la profesión. Reflexiones en torno a la bibliotecología indígena y comunitaria.

jueves, 7 de septiembre de 2017

Entrevista a Agustina Ikeda, estudiante de Bibliotecología en el Instituto de Formación Técnica Superior N° 13, Ciudad Autónoma Buenos Aires, Argentina


Noticia biográfica:
Agustina Ikeda nació el 04 de junio de 1991, es estudiante avanzada en Tecnicatura Superior en Bibliotecología en IFTS N°13, en 2016 realizó una pasantía laboral en la biblioteca Domingo Faustino Sarmiento, Escuela Normal Superior N°7 “José María Torres”, actualmente se encuentra realizando otra pasantía en la biblioteca de la Universidad Metropolitana para la Educación y el trabajo (UMET). Es miembro activa de la ONG Asociación religiosa Soka Gakkai Internacional de la Argentina (S.G.I.A.R)  y desde enero de 2017 intérprete para miembros de la ONG Peace Boat.

Entrevistador: Daniel Canosa
Preguntas:

- ¿Por qué la Bibliotecología?

Descubrí la carrera a través de mi madre a fines de agosto del año 2014, en ese momento me encontraba estudiando el profesorado en educación primaria y a pesar de que la Educación es un ámbito que me interesa, no lo podía terminar de aplicar en mi vida a través del terciario. En ese contexto dialogando con ella, me alentó a estudiar la carrera sabiendo no sólo que me gusta leer, sino también porque soy muy ordenada y estructurada con los libros. Además, podía tener contacto con los alumnos desde otro lugar que no fuese el aula.
A partir de ese momento, buscando dónde se dictaba la carrera me inscribí en la Tecnicatura en el I.F.T.S N°13 y hoy me siento feliz y agradecida no sólo de estar estudiando esta carrera maravillosa sino también el haber encontrado la profesión a la que quiero dedicar el resto de mi vida.  

- Antes de descubrir la profesión ¿ha frecuentado la consulta en bibliotecas? ¿Ha manifestado afición por la lectura, por alguna expresión artística, literaria o cultural en particular?

Frecuentaba las bibliotecas de la escuela primaria y secundaria. Como el boom de internet no era tan masivo como lo es actualmente, los trabajos prácticos los hacía utilizando la bibliografía de la biblioteca. La afición por la lectura comenzó gracias a una profesora de lengua y literatura que tuve en primer año de la secundaria, ella nos pidió que compremos “Los vecinos mueren en las novelas” (Sergio Aguirre) y una novela cualquiera de Agatha Christie, y a partir de ahí comenzó la aventura sin fin. 

- Dos preguntas en una ¿Cuál fue el libro que más lo influenció? y ¿Qué está leyendo actualmente?

El libro que más me influenció es La Nueva Revolución Humana de Daisaku Ikeda, es una novela que relata la historia de la Soka Gakkai1 (Sociedad para la creación de valor) desde el 2 de octubre del año 1960 y cómo se expande en el mundo.
Para explicarlo de mejor manera, quiero citar un fragmento del prólogo escrito en el volúmen número 1:
[...] La novela La Nueva Revolución Humana comienza el 2 de octubre de 1960, el día en que Shin’ichi Yamamoto, sucesor de Josei Toda como tercer presidente2, inicia un histórico viaje por la paz que lo llevará a tres naciones: los Estados Unidos, Canadá y Brasil. El relato continuará con la descripción del renacimiento Soka: el triunfo de la gente común, que ilumina el orbe con el humanismo del budismo de Nichiren Daishonin3 y abre una nueva página en la historia de los hombres.
Mahatma Gandhi proclamó que el “poder del espíritu” es más fuerte que cualquier bomba atómica. Para transformar este siglo de guerra en uno de paz, debemos cultivar la ilimitada fuerza inherente a la vida humana. Esta es la “revolución humana”, y será el tema que fluirá constantemente a lo largo de la novela. (Ikeda, 2011, p. 10)   
 y con respecto al libro que estoy leyendo actualmente es también de Daisaku Ikeda y se denomina Diario Juvenil: Una juventud dedicada a un noble ideal.
Donde Daisaku Ikeda, como joven que adopta a Josei Toda como su mentor en la vida, cuenta sus días y años juveniles vividos junto a su maestro que eran una batalla interminable contra las dificultades y adversidades siempre con el juramento de cumplir los sueños y anhelos de su maestro de lograr la Paz y la felicidad de toda la humanidad. 
1 Soka Gakkai: Organización de creyentes budistas, que desarrolla tareas en los campos de la paz, la cultura y la educación. A las organizaciones fuera de Japón se las denomina SGI (Soka Gakkai Internacional) que se encuentra en 192 países y territorios del mundo. Fundada en 1930 en Japón.
2 Daisaku Ikeda el 3 de Mayo de 1960 asume como tercer presidente de la Soka Gakkai (Asociación para la creación de valor).
3 Nichiren Daishonin (1222-1282): Filósofo y reformista religioso japonés que interpretó las enseñanzas del budismo de Shakyamuni y reveló la práctica de Nam-myoho-renge-kyo como forma de manifestar la Budeidad.
- ¿Cómo definiría a un bibliotecario?

Qué pregunta difícil… Hay muchas maneras de definirlo dependiendo de la perspectiva que uno elija pararse. Para mí, un bibliotecario es más que una persona que está dentro del espacio físico llamado “biblioteca” atendiendo al público / usuarios o catalogando libros, etc.
El bibliotecario antes que nada, es un ser humano que ocupa un rol totalmente social, ya que constantemente interactúa con las personas de alguna u otra manera ofreciendo un servicio y a su vez actúa como un nexo que conecta a la sociedad. Aunque en más de una oportunidad pase desapercibido, su función y misión es fundamental ya que sin ellos, sería difícil la conexión entre la información y quien la busca.   

- ¿Qué opina del rol social del bibliotecario?

Es un aspecto muy importante que hace a la profesión. Sin esta condición, creo que damos la imagen del “típico” bibliotecario que tiene la sociedad en general. Estamos en la biblioteca “leyendo” libros sin hacer otro tipo de tareas, cuando en realidad nuestro campo profesional es mucho más abarcativo. Si no lo damos a conocer ¿cómo vamos a cambiar la mirada que tienen sobre nosotros? Por otro lado, es lo que también hace que generemos vínculo con los usuarios y podamos satisfacer no sólo sus necesidades de información sino también formarlo como usuarios, creo que es el único camino para ir cambiando de a poco nuestra profesión.   
  
- Con respecto al plan de estudios de la carrera ¿Considera que sus contenidos favorecen la adquisición de conocimientos y desarrollo de habilidades vinculados al rol social del bibliotecario?

Sí y no. Por un lado si, ya que si no fuera por la adquisición de contenidos no tendríamos herramientas para desenvolvernos con los usuarios y cómo poder ayudarlos a encontrar lo que van a buscar a la biblioteca. En cuanto al no, se debe a que la interacción  con los usuarios mismos, las formas de tratar con cada persona, dependen de los valores que uno posea.
 

- Se habla frecuentemente de un cambio de paradigma dentro de la profesión (pasando del paradigma de la información al de la comunicación), según su enfoque particular, ¿Percibe ese cambio en el tratamiento docente de cada materia? (la pregunta va orientada hacia los contenidos que brinda el docente, si fomenta habilidades sociales o comunicativas o centra toda su atención en contenidos técnicos)

La verdad no percibo aún un cambio de paradigma. Sí noto que en determinadas materias se centra en el aspecto técnico, pero en definitiva siempre el eje de todo es “satisfacer las necesidades de los usuarios”.

-En el caso que, promovido por el docente, haya realizado una práctica académica o pasantía en alguna unidad de información ¿Considera que los conocimientos adquiridos fueron suficientes para desempeñarse en tales prácticas? ¿Qué conocimientos tuvo que aplicar?

Sí, totalmente. Para mi gran alegría tuve la oportunidad de realizar una pasantía laboral el año pasado en la Escuela Normal Superior N°7 “José María Torres”, y la verdad fue una experiencia increíble. Allí, pude aplicar totalmente todos los conocimientos “teóricos” que vine aprendiendo desde el comienzo de la carrera y no sólo eso, sino aprender mucho el modo de trabajo que no es igual en todos lados, los criterios no son los mismos. Por ejemplo, actualmente estoy realizando una pasantía laboral en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) y las formas de trabajo, si la comparo con el Normal 7, son totalmente distintas, ya que la comunidad de usuarios no es la misma, el tipo de biblioteca y tampoco el fondo documental, por ende no van a aplicarse los mismos criterios y decisiones en temas específicos tales como la clasificación y la catalogación.       

- ¿Considera que la bibliografía utilizada en materias relacionadas con tecnologías de comunicación e información se encuentra actualizada? ¿Considera válido el equilibrio entre teoría y práctica en relación a los conocimientos técnicos impartidos en la carrera?

La verdad no, puede que esto se deba al énfasis / enfoque que cada profesor pone sobre la materia que brinda. En opinión personal, quisiera leer bibliografía actualizada que trate de casos reales en estos temas y qué herramientas utilizan / aplican según la realidad de cada lugar, ya que en bibliotecología en varios casos, la teoría no coincide a la hora de llevarla a la práctica.  
En cuanto al equilibrio, esto depende pura y exclusivamente de cada profesor con el que se cursa, ya que hay casos lamentablemente que debido a que no brindan el contenido y el conocimiento requerido, cuando uno se encuentra con materias y con profesores que tienen cierto nivel de exigencia y de contenidos mínimos, uno se da cuenta que no tuvo una buena base.       

-¿Suele participar en listas bibliotecarias? ¿Considera interesante el nivel de los debates? ¿Cómo percibe en dicho espacio la recepción de temas políticos?

Sí, participo de la lista de la Asociación de Bibliotecarios Graduados de la República Argentina (ABGRA) . Depende del asunto que esté debatiéndose. En gran parte de los casos sí son interesantes porque tienen que ver con la profesión y la información que se comparte (por lo menos en mi caso personal) no era conocida y me permite ampliar el conocimiento y la visión para ver no sólo las diferentes perspectivas personales que uno puede llegar a adoptar,  sino también como profesionales, desde qué lugar nos posicionamos. 
En lo que a la recepción de temas políticos se refiere, me resulta difícil dar una respuesta, debido al propósito en sí, que tiene la lista que uno supone está vinculada a la profesión y no tanto a los asuntos políticos, aunque inevitablemente y de manera sutil es dificultoso que no se hable del mismo. En algunos casos, se perciben para bien y para otros no. Vuelvo a insistir, es un tema complejo y delicado porque en definitiva es subjetivo y queda en decisión de uno.  

-Como estudiante ¿Presenció en el aula un debate / clase/ conversación /comentario / reflexión y/o contenido sobre la necesidad o no de contar con sindicatos / gremios / asociaciones en temas relativos a derechos laborales? En caso que la respuesta resulte negativa ¿Considera de utilidad profesional que el docente favorezca espacios de discusión y debate sobre estas temáticas?
 
No presencié situaciones sobre este tema, en cuanto a la utilidad… Sí, ya que por lo poco que sé, aún no contamos con un gremio que represente nuestros derechos laborales. Independientemente que uno esté o no de acuerdo con las formas de proceder y quién sea su representante ya que todos no tenemos los mismos puntos de vista y mismas opiniones, lo cual me parece perfecto, ya que las diferencias generan que nos nutramos y aprendamos mutuamente, aún así, es indispensable que tengamos herramientas e información necesaria.


 El concepto de neutralidad en la profesión ha dividido las aguas ante las problemáticas sociales y políticas que inciden en alguna medida en el contexto bibliotecario, según lo vivenciado como alumna de la carrera ¿desde el aula, recuerda si algún docente ha interpelado y/o analizado esta cuestión?

Hasta el momento no recuerdo a ningún docente que haya abordado el tema, aunque por los tiempos que corren, poco a poco se irá hablando más y más ya que la necesidad misma lo va exigir.     

-¿Como percibe a la bibliotecología en contextos interdisciplinarios? ¿Resulta visible? ¿Siente que la carrera le otorga elementos para dar respuestas a problemáticas sociales que otras disciplinas sí ofrecen? (ejemplo inclusión social, problemáticas de minorías sociales, desastres ambientales, conflictos bélicos, problemáticas jurídicas, etc.)

En contextos interdisciplinarios la veo bien. Obviamente puede estar mejor. Creo que en estos últimos años está comenzando a ser más visible que antes teniendo mayor presencia y reconocimiento. Lo que sí, aún no siento que ofrezca los elementos para dar respuestas a problemáticas sociales ya que no tenemos herramientas y tampoco porque nuestra profesión no se dedica específicamente a eso, sino a “satisfacer las necesidades de los usuarios” o también a generar un acceso libre a la información. 

-¿Recuerda en alguna clase que el docente haya abordado cuestiones vinculadas a bibliotecas en contextos sociales vulnerables? (comunitarias, rurales, campesinas, indígenas, carcelarias o de temas relativos a minorías, desplazados sociales, multiculturalidad, comunidades sexuales, bibliotecas humanas, etc.)

Sí, solamente en dos materias: Biblioteconomía 2 y Práctica bibliotecaria 2 donde se habló de las bibliotecas carcelarias, explicando su rol y  misión en su contexto formando usuarios, con qué objetivos, etc.
Por ejemplo en el caso de Biblioteconomía 2, el profesor nos explicaba la importancia que en cada penitenciaría haya bibliotecas para que los reclusos puedan estudiar y formarse, aunque por contrario explicaba que como contrapartida al estar en estos lugares, el acceso a internet para el bibliotecario para llevar adelante sus tareas es complejo por la situación en la que están los que se encuentran allí. Es un asunto delicado y a la vez muy interesante.     

-Si le fuera dado proponer modificaciones en los planes de estudio de la carrera ¿En que aspectos técnicos y/o humanísticos focalizaría su atención? ¿Favorece la institución académica escenarios de discusión y debate que habiliten posteriormente la concreción de dichas propuestas por parte de los alumnos?

Desde el aspecto técnico, me gustaría agregar materias de conservación y restauración. Si bien existen cursos y carrera específica para esa disciplina, considero importante que en la formación como profesional bibliotecario es fundamental tener una base que permita tener las herramientas necesarias para saber actuar en esos casos y no tener que depender de terceros.
Respecto al punto humanístico, me enfocaría desde cualquier materia a la misión del bibliotecario en sí, quitando de lado los aspectos técnicos o al contenido que brindan las materias en general que si bien son puntos centrales que hacen a la formación, lo esencial es nosotros como seres humanos y personas. Con esto quiero decir que, seamos buenos en lo que hacemos sin olvidar jamás nuestra condición como personas tratando a los demás de manera indiferente como si no importara.
El instituto aún no ha ofrecido el espacio, si entre varios dialogamos con las autoridades y presentamos el proyecto con la propuesta de los planes de estudio, con fundamentos debidos, quizás algún día, no dudo que pueda llevarse a cabo.                   

-Se habla frecuentemente de la lenta desaparición del libro impreso, incluso en foros de bibliotecología, en su caso como estudiante ligado permanentemente a la utilización de dispositivos físicos, digitales y/o virtuales ¿Qué le provoca esta situación?

No siento que me genere angustia ni tampoco desesperación. Sí es cierto que se habla frecuentemente de lo mismo, pero siento tranquilidad porque mientras exista una sola persona que siga leyendo en soporte papel, el libro impreso no morirá. Por otro lado, prefiero el libro impreso. La sensación de tenerlo entre manos, poder hacer anotaciones propias, subrayarlo, no tiene comparación. Incluso un detalle mínimo como tener una dedicatoria o un autógrafo, puede darse sólo teniéndolo en papel.
Por otra parte, si bien los dispositivos físicos, digitales y/o virtuales están facilitando la lectura y el acceso a la misma, veo como un punto negativo que tarde o temprano los aparatos comenzarán a dañar la vista (a menos que se tomen las medidas necesarias y los cuidados necesarios). Desde este punto de vista ¿es positivo? ¿puede tomarse como un beneficio u desventaja? 

Muchas gracias Agustina

Daniel Canosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario