Espacio que pretende resguardar voces y conocimientos desde el abordaje de la
bibliotecología. Documentación de archivos orales sobre el patrimonio cultural intangible
conservado en la memoria de los libros vivientes. Entrevistas a bibliotecarios sobre el rol social
de la profesión. Reflexiones en torno a la bibliotecología indígena y comunitaria.

miércoles, 1 de junio de 2016

Las voces que reclaman desde las radios indígenas


En esta nota del Orejiverde me permito complementar algunos aspectos esbozados en el artículo sobre bibliotecas y radios indígenas, considerando el actual contexto político y social, que difiere notablemente  en cuanto al abordaje que motivó la construcción del documento.

En la crónica periodística, once emisoras de pueblos originarios y organizaciones campesinas de distintos puntos del país se presentaron en la Defensoría del Público para protagonizar una clase abierta con estudiantes universitarios: “Venimos a contarles para qué nos sirve tener nuestras radios comunitarias, para qué nos sirve tener nuestra propia voz. Venimos para contarles nuestras alegrías, nuestras tristezas, nuestra rebeldía. Pero la rebeldía tiene que ver con la lucha diaria que tenemos en esos lugares por el mantenimiento de nuestros territorios”. De esta manera dio la bienvenida Jorge Ñancucheo, dirigente mapuche y presidente de la Organización de Naciones y Pueblos Indígenas de Argentina (ONPIA) a la clase abierta “Voces del territorio. La lucha comunicacional de los medios campesinos e indígenas”. El acto sirvió de excusa para profundizar sobre los proyectos comunicacionales gestionados por los pueblos originarios ava guaraní, qom, guaraní, huarpe, mocoví, vilela y wichi, de Chaco, Formosa, Salta, Santa Fe y Santiago del Estero, y las organizaciones campesinas de Mendoza, Misiones y Neuquén.

Margarita Gómez, integrante de FM Del Monte del MoCaSE – Vía Campesina, explicó que “buscamos otra clase de comunicación. Que nosotros seamos las y los comunicadores. La radio se creó para difundir nuestra lucha por el territorio”. No es posible abstraerse del pensamiento común que aún sostienen algunos periodistas, aquella pregunta ¿para qué queremos una radio wichi? Encuentra diversos componentes en un plano regido por los intereses de clase y la monopolización de las comunicaciones. Las respuestas son múltiples, tantas como comunidades existen, una radio indígena se sostiene por un conjunto de necesidades y urgencias que merecen un espacio propio, pocos podrían entender lo valioso que representa para quienes viven en comunidades poder escuchar en sus propios códigos lingüísticos las problemáticas relatadas por quienes frecuentemente las padecen, teniendo la posibilidad de hacer escuchar una voz, ya sea para alertar, para compartir, para aconsejar, para convocar, para reclamar, para hacer reflexionar, para divertir, para informar…cuesta entender porque molesta tanto a los que precisamente dominan el amplio espacio de las comunicaciones en el país. La precaria antena de una radio campesina contra todo un monopolio de radios, programas de televisión y de cable, diarios, revistas, internet…la pregunta tiene respuesta, pero a nadie le importa interpelarla, lo que si importa es silenciar a los que quieren ser comunicadores de los que necesitan ser escuchados.

Vaya un ejemplo que permite medir un alcance del valor que significa para los pueblos indígenas y campesinos poder decir que hay otra realidad, y que existen formas distintas de comunicarla, construyendo conocimiento, o como en este caso recuperando una memoria con raíz en la identidad, ocurrió también en el Auditorio de la Defensoría del Público, cuando integrantes de la radio comunitaria La Voz Indígena de Tartagal, Salta, presentaron un radioteatro que recuperó parte de la historia wichi, cabe señalar que dicho colectivo de comunicación reúne en calidad de colaboradores a miembros de pueblos originarios wichi, tapiete, qom, guaraní, chulupi, chorote y chané, entre todos aportaron testimonios que permitieron analizar conceptos como memoria histórica, identidad y territorio. La gente de la radio logró representar una parte de la historia de los antepasados de Nancy López, la directora wichi de la emisora, he allí una respuesta. Vale aclarar que el relato cuenta el proceso de conquista y colonización de las comunidades del río Pilcomayo y es parte de un trabajo sobre sus luchas y reivindicaciones, en el que se incluyen las problemáticas que más afectan en sus familias, como lo es en este caso el daño de las fumigaciones con agrotóxicos producto de la expansión de la frontera agropecuaria.

Las comunicadoras Nancy López, Felisa Mendoza (directora guaraní), Lidia Maraz (directora qom), María Miranda, Edith Martearena y Leda Kantor prestaron sus voces para contar sobre los 13 capítulos que componen el ciclo e ilustraron con fotos y música el contexto en el que viven. Y el ejemplo que comparto viene a cuento porque de lo que estamos hablando es de un documento radiofónico que tendría muchísimo valor en el espacio de una biblioteca indígena. En parte fue el motivo por el cual investigué en el artículo sobre radios y bibliotecas indígenas: demostrar que era posible llevar adelante un circuito de producción documental entre los contenidos que genera la radio comunitaria para ser recuperados posteriormente desde el catálogo de una biblioteca. El circuito respeta el recorrido que hace la información en el contexto televisivo, donde nace con el reporte del periodista en exteriores, pasando el material por la cabina de edición para finalmente ser difundido en el noticiero. La cinta de esa noticia queda en el archivo del canal, pero su formato permite la reutilización en caso que el informe requiera su abordaje por un tiempo prolongado. En ese proceso es posible advertir el valor de una serie de datos que finalmente producen información y se transforman en documento. En el imaginario contexto radiofónico rural los documentos con nombres propios, son generados desde el lugar de los hechos, el material en “crudo” es finalmente editado en la biblioteca, agregando testimonios, informes y contenidos para finalmente conformar un documento oral cuyo acervo permite conservar un patrimonio cultural. La idea de conservación no se expresa en un sentido museístico, sino más bien son entendidos como documentos vivos que sirven de prueba para justificar reclamos, para recurrir a ellos en todo momento, para fundamentar razones y sobre todo para que tengan utilidad social.

Como dice Claudia Herrera, vicepresidenta de la ONPIA e integrante de la productora audiovisual Huarpe Raíces Ancestrales, no sólo se trata de difundir luchas, resistencias y conflictos, sino también de aportes. Basta leer la sección “Buen vivir” del diario El Orejiverde, para darnos cuenta de cuanto pueden aportar los pueblos originarios en temas de diversidad cultural, equilibrio ecológico, alimentos, farmacopea, espiritualidad, entre algunos temas de una lista larga y compleja. La idea de la radio va asociada a la de territorio, y es atravesada en su concepción por el entendimiento de la resistencia cultural, que no significa otra cosa que persistir en los valores de la cultura, con igualdad de derecho, buscando fortalecer la identidad, valorar la memoria, apreciar a los libros vivientes de las diferentes comunidades.

En este sentido es preciso dejar en claro el rol de los medios indígenas campesinos en una sociedad regida por el avance de la globalización, Juan Burba, integrante de Radio Tierra Campesina de Mendoza y comunicador del MNCI, lo explica claramente “el discurso hegemónico pone nuestras experiencias en un lugar pintoresco. Tengan presente que las radios campesinas, indígenas y comunitarias venimos a disputar”. Probablemente exista una mirada folclórica sobre estos movimientos que indirectamente busquen instalar el sinsentido de la construcción de una radio en una comunidad bilingüe, son los mismos que se preguntan el para qué de una radio indígena, desde esa supuesta autoridad se creen con el criterio moral necesario para discernir públicamente que es o que no es una radio.

Algunas de estas radios, que en la clase abierta recibieron agradecimientos por parte de Nelson Cardoso, profesor titular del Taller de Comunicación Comunitaria de la UBA, formaron parte de la capacitación solicitada a la Defensoría del Público por el MNCI y la ONPIA sobre la realización de campañas y creatividad radiofónica para fortalecer sus medios de comunicación, vale la pena conocer algunos de sus nombres:

FM Qom La'ataq (pueblo qom - Colonia Aborigen, Chaco), FM del Monte (pueblo vilela - Quimilí, Santiago del Estero), FM Aim Mokoilek (pueblo mocoví - Colonia Dolores, Santa Fe), FM Tierra Sin Frontera (COTRUM - Cabureí, Misiones), Productora Audiovisual Raíces Ancestrales (pueblo huarpe - Uspallata, Mendoza), FM La Arriera (MCNN - Chos Malal, Neuquén), FM La Voz Indígena (Tartagal, Salta), FM El Nevado (UST - Punta del Agua, Mendoza), FM Tierra Campesina (UST - Jocolí, Mendoza), Radio Alfa y Omega (pueblo wichi - Ingeniero Juárez, Formosa), Comunidad Iguopeigenda (pueblo guaraní - Orán, Salta) y Comunidad El Caballito (pueblo ava guaraní - Orán, Salta).

La actividad contó con el apoyo de la Red de Carreras de Comunicación Social y Periodismo (REDCOM); la Carrera de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Buenos Aires; la Maestría Interdisciplinaria en Estudios sobre Servicios de Comunicación Audiovisual de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA; la Red Interuniversitaria de Comunicación Comunitaria, Alternativa y Popular (RICCAP); y el Taller Anual de Comunicación Comunitaria -Cátedra Magarola-, el Taller de Comunicación Comunitaria -Cátedra Cardoso- y de Taller de Expresión 3 -Cátedra María Rosa Gómez- de la Carrera de Comunicación de la UBA.

Posiblemente el nombre de esta radio mapuche simbolice el actual escenario en el campo de las comunicaciones, y sirva de aviso para quienes aún sostengan que no vale la pena que los indígenas puedan comunicar aquello que necesite ser comunicado, Petü Mogeleiñ es el nombre de una radio ubicada en El Maitén, Chubut, con más de ocho años compartiendo verdades entre paisanos, significa, en mapudungun, “aún estamos vivos”.

Fuente:


Defensa del público. Acompañamiento a medios

Nosotros nos tenemos que levantar para que nuestra palabra sea escuchada

La comunicación en lenguas originarias

 Radios indígenas: aprovechamiento de experiencias para desarrollar colecciones de audio en bibliotecas indígenas
http://eprints.rclis.org/11291/1/Radios_ind%C3%ADgenas-_Bibliotecas_ind%C3%ADgenas.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario