Espacio que pretende resguardar voces y conocimientos desde el abordaje de la
bibliotecología. Documentación de archivos orales sobre el patrimonio cultural intangible
conservado en la memoria de los libros vivientes. Entrevistas a bibliotecarios sobre el rol social
de la profesión. Reflexiones en torno a la bibliotecología indígena y comunitaria.

sábado, 27 de junio de 2015

Las nuevas páginas de la Enciclopedia Campesina...


No es la primera vez que difundo un trabajo de la Red deBibliotecas Rurales de Cajamarca, percibo que tampoco será la última. Esta vez me motiva compartir una feliz noticia, que habla de algo que valoro en profundidad, que es cuando un proyecto no solo se continúa sino que se va actualizando a medida que la complejidad va creciendo. Se trata del viejo proyecto Enciclopedia Campesina, creado para construir un sentido de identidad entre los paisanos que habitan los contextos rurales del Perú -que muchos medios suelen invisibilizar- pero cuya vocación y ética a logrado generar un proyecto de singular valía dentro del conocimiento andino tradicional: la conformación de un diccionario que recupera el vocabulario y el conocimiento de la comunidad.

Como bien lo expresan en el blog "La ecuación es muy sencilla: esta es nuestra habla y con ella queremos seguir expresándonos. Si nos enajenamos, dejamos de ser nosotros mismos".

En el encuentro, el infatigable Alfredo Mires Ortiz, director del Proyecto, profundizó ante su gente algunas estrategias fruto de su experiencia en el trabajo con tradiciones orales, brindando elementos para poder rescatar la memoria de los ancianos.

Esta vez el encuentro permitió, mediante conversaciones, compartir conocimientos acerca del agua y de los Apus (montañas sagradas que para los incas implica el entendimiento de dos conceptos en una sola palabra: el significado de "Montaña" y de "Dios", para estas antiguas culturas el Apu era el dios protector de cada pueblo en el Imperio de los Incas).

Se trata de un feliz ejercicio: todos hablan en círculo, todos aportan, lo que se sabe se transcribe y luego se publica, aquellos "decires" ya llevan años de encuentros fraternos y construcciones identitarias, han instalado la idea de enciclopedia como elemento que les permite no olvidar lo que sus ancestros aprendieron, pero también como modo de dinamizar los alcances y desarrollos de la propia cultura, un verdadero patrimonio viviente.

En breve estarán los cajamarquinos publicando los libros, para encontrarse en ellos y sentirse una vez más representados.



1 comentario:

  1. Excelente esfuerzo local. Ojala haya alguna movida para poder articular estas nuevas producciones a un tiraje y una distribución mayores.

    ResponderEliminar